fbpx

¿Cuál es la diferencia entre LOPD y RGPD?

La diferencia entre LOPD y RGPD es el origen a escala europea de la segunda, habiendo sido adaptada y aprobada en España el 6 de diciembre de 2018. 

Es muy común que haya confusión sobre las diferencias entre la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) y la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Es por ello que a continuación vamos a aclarar en qué difieren la una de la otra y cómo afectan a tu empresa y, sobre todo, a tus clientes.

De entrada, y aunque esta no es una diferencia significativa, comenzaremos por conocer el origen de cada una. La LOPD es una ley de origen español que fue aprobada en 1999, mientras que el RGPD, además de ser más reciente ー2016ー, pertenece a la legislación aplicada por la Unión Europea.

Consentimiento

Comenzando por una diferencia entre la LOPD y la RGPD, hablaremos del consentimiento. Mientras que la Ley de Protección de Datos era, digamos, pasiva por parte del usuario, bastaba con informarle. Con la llegada del Reglamento General de Protección de Datos se hizo necesaria la aceptación del usuario con una acción propia. Ya fuera rellenando una casilla en un documento físico, con una firma o clicando sobre el sitio indicado en una pantalla. Es este el requisito diferenciador entre ambas, el carácter activo en la aceptación por parte del usuario.

Alcance en su aplicación y modificaciones

Una diferencia más podría ser su ámbito de aplicación, puesto que la RGDP es mucho más amplia. Como comentábamos al principio, la LOPD se aplicaba en el territorio español, mientras que el RGPD es de carácter mundial (siempre que se vean involucradas personas residentes en la Unión Europea).

Tras declararse obligatoria la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos en Europa vino la adaptación a nivel español de la Ley de Protección de Datos (3/2018), derogando la anterior LOPD y haciendo de la nueva una adaptación a la RGPD europea.

Derechos ARCO

Los derechos ARCO consisten en un acrónimo que engloba los cuatro derechos que recogía la Ley Orgánica de Protección de Datos. La diferenciación con la RGPD viene cuando esta amplía los derechos añadiendo dos más: Limitación y Portabilidad. Mientras que el derecho de limitación demarca para qué se pueden usar los datos. Estos usos son por interés público, para defender reclamaciones y proteger los derechos de otra persona.

Sanciones

Se clasifican las sanciones en tres tipos distintos:

+ Muy graves: cuando se utilizan datos con fines distintos a los permitidos.

+ Graves: al recabar datos sin haber obtenido la autorización de la forma correcta.

+ Leves: el resto de infracciones de menor calado.

Para entendernos en cifras concretas, por las infracciones más graves en la vulneración de la protección de datos las multas llegan a alcanzar los 20 millones de euros o el 4% de facturación de la empresa, según el caso.

En resumen, las principales diferencias entre la LOPD y la RGPD residen en: la ampliación de los derechos ARCO y el endurecimiento de las multas. De igual forma, recalcamos la importancia de la protección de datos como un valor añadido de tu empresa en el cuidado de los datos (y, por tanto, de tus clientes) y la obligación de cumplimiento que conllevan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Bienvenidos al Cuaderno de Qualy!

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la Prevención de Riesgos Laborales, la Protección de Datos, la importancia de la formación para la transformación de la sociedad… ¡y muchos más consejos!

Suscríbete al blog

¡Síguenos en Redes!