fbpx

10 consejos para mejorar las redes sociales de tu PYME

Las redes sociales no son una tarea fácil. Comenzar a usar estas herramientas (y no morir en el intento) lleva un tiempo y esfuerzo considerable, así que deberás ser consciente de ello para no marcarte objetivos irreales o erróneos. A continuación vamos a ver 10 consejos para mejorar las redes sociales de tu PYME de forma sostenible y real, enfocando nuestra perspectiva a la pequeña y mediana empresa.

Es lógico que estas empresas no puedan emplear recursos ilimitados en sus redes sociales. Por ello, vamos a contarte algunos trucos para que seas efectivo y puedas mejorar las redes sociales de tu PYME con 10 consejos muy sencillos. Hablando en clave empresarial, el tiempo es oro, y vamos a optimizarlo al máximo.

  • No necesitas estar en todas las redes: elige dónde estar. No necesitas replicar un mismo contenido en cuatro redes distintas, es inútil e incluso contraproducente. Más vale una red exprimida al 100% que tres al 50%. Tienes que optimizar tus esfuerzos.
  • Pon en pie una estrategia: por pequeña que sea, planifica lo que tienes pensado hacer y todo funcionará mejor. Ya sean 10 o 2 publicaciones a la semana, la organización nos ahorra tiempo. Es recomendable ir de menos a más. Querer abarcar mucho al principio nos puede llevar al cansancio y la frustración si no va todo sobre ruedas.
  • Sé realista: llegar a ser un gran influencer depende de muchos factores: tiempo, esfuerzo, acierto, suerte, y puede que tampoco sea nuestro objetivo real. Por ello, vamos a recordarnos día a día que este es un trabajo a largo plazo y que no puede ser la (única) solución para un negocio que queremos salvar de la ruina. Enfocamos el trabajo de redes sociales como una carta de presentación permanente cuyo desarrollo nos hará crecer, adaptarnos y entablar relaciones que amplificarán nuestro negocio.
  • Analiza para quien escribes: debes pararte a pensar quién es tu público objetivo y escribir dirigiéndote a él. Así serás directo y eficaz. No puedes centrarte sólo en lo que te importa a ti como vendedor, piensa en tu comprador potencial.
  • Sé natural: piensa en todos esos perfiles a los que sigues tú. ¿Qué destacarías de ellos? Naturalidad, espontaneidad, cercanía… mira qué les funciona y cópialo. ¡Basta de apariencias! Comunícate como lo harías con un cliente que llega a tu oficina.
Nuestro equipo de comunicación y marketing trabajando en su rincón preferido.
  • Esto no va de vender: que sí, que la venta es esencial, pero hay muchos caminos para llegar a ella, y dar la tabarra con que vendes X o Y no es el indicado. Aporta valor, cuenta lo que haces, cómo lo haces y resalta todo aquello que hacéis bien y/o diferente en tu empresa. Qué os mueve, porqué trabajáis cómo lo hacéis. Todos hemos respondido estas cuestiones interiormente, solo tenemos que escarbar un poco y encontrar nuestra historia.
  • Observa, prueba y cambia: no todo son reglas escritas en internet, cada comunidad tiene unas normas y hábitos. Tú eres quien mejor los va a comprender, así que prueba, cambia y quédate con lo que te funcione. Ensayo y error.
  • Exprime cada herramienta: decidas donde decidas estar (Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn, etc.), exprímelo. Usa todos sus formatos y opciones. No te conformes con subir imágenes. Mételes música, crea vídeos, combina formatos y así encontrarás diversas maneras de mostrar tus productos y beneficios de forma más atractiva (sin que parezca un «cómprame, cómprame» de manual).
  • Interactúa: si compartes buen contenido que interese a tus seguidores y consigues comentarios e interacción, ¡bien hecho! Pero, recuerda, tampoco podemos estar permanentemente en modo pasivo. Visita otros perfiles afines, comenta, propón colaboraciones, busca la forma de crear sinergias y tu contenido se multiplicará.
  • Monitorea tu actividad: es esencial que vayamos analizando cómo funciona nuestra actividad en cada red social en cuestión. Para saber si lo estamos haciendo bien o mal, tenemos que analizar los resultados. Es por ello que fijarnos unos objetivos previos (realistas) y medir a posteriori (con mesura) es fundamental para valorar la evolución y los resultados de nuestro trabajo.

Y hasta aquí algunos consejos esenciales y muy básicos para llevar una gestión de redes sociales ordenada y orientada al crecimiento de nuestra pyme. Si quieres saber más, ponte en contacto con nosotros y pregunta por nuestra formación bonificada para empresas. Si has llegado leyendo hasta aquí, ¡gracias por tu tiempo y dale vida a tus redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Bienvenidos al Cuaderno de Qualy!

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la Prevención de Riesgos Laborales, la Protección de Datos, la importancia de la formación para la transformación de la sociedad… ¡y muchos más consejos!

Suscríbete al blog

¡Síguenos en Redes!